Beber y conducir

El año pasado tuve un accidente de coche porque iba borracho con mis amigos. El coche quedó destrozado (siniestro total) y tuvimos mucha suerte de no hacernos nada, sólo cuatro contusiones. Desde entonces no he vuelto a coger el coche después de beber (prácticamente no bebo alcohol) y os juro que sólo con la idea de haber podido ser el culpable de la muerte de alguno de mis amigos no pienso hacerlo nunca más, ni dejaré que ningún colega lo haga.

Nevermind_94

Sube un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *